lunes, 1 de junio de 2009

Un día todos los días


Hoy es un día para hacernos famosas jjajaja para que si llagas hasta aquí y nunca has leído sobre nosotros te enteres de quien somos, no porque nosotras seamos especiales, simplemente porque somos una muestra, una historia visible entre muchas otras que existen desde hace mucho y que muchos insisten en no querer ver.
Si nunca han estado por aquí, si estimad@ lector es usted virgen nos presentamos. Somos María, Eugenia y Conrado (este ultimo no escribe) somos una familia. Ya eramos familia antes de Conrado, ahora somos una familia un poco más grande. Somos una familia muy normal, incluso me animo a decir que más normal que muchas otras en las que los niños sufren son mal tratados o abandonados. Somos felices y tenemos todos los problemas normales que tienen todas las familias de hoy en día, nos afecta la crisis, nos da calor en verano, nos preocupa la educación de nuestro hijo y festejamos la victoria del Barça así de comunes y normalitas somos, tanto que aburrimos. No tenemos nada que ocultar así que salimos a la vida sin mascaras y sin bombos ni platillos, vamos así de la mano y sin dar demasiadas explicaciones a nadie, al que le gusta bien y al que no que mire para otro lado y el que se mete con nuestro hijo se mete en problemas, respetamos a todo el mundo por eso exigimos el mismo respeto (si, lee bien lo exigimos) Creo que esta es la clave de nuestro éxito, de que casi nunca hayamos tenido problemas en ningún lado, tenemos una actitud muy relajada, no vamos a la defensiva nuestra vida es nuestra y lo dejamos muy claro desde el principio, no damos lugar a opiniones fuera de lugar. Y sobretodo no estamos orgullosas un día, estamos orgullosas de nuestra familia y de no vivir en un armario oscuro todos los días. Vivimos siempre de acuerdo a nuestros ideales con la conciencia bien tranquila... tenemos mucha suerte de no estar obligadas a vendernos.
Mi humilde consejo: sé que no es fácil, sé que se sufre y que a veces duele mucho pero no hay como vivir siendo libre, vivir de acuerdo con como uno siente y piensa, los bebes tienen que tener olor a leche cortada, loción para la piel y pañales; no a naftalina y humedad de armario claustrofobico. Y gente haganle caso a Benedetti que dejó grandes palabras antes de irse y no se salven
No te salves
No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora ni nunca.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.
Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

4 comentarios:

Apolo dijo...

Me ha encantado esta entrada... :)
Es simplemente genial.
Cada día me gusta mas este blog.
Un beso a los tres. :)

Lau... dijo...

Si señoras...asi están las cosas, esa energía que teneis me gusta...

Besako a tres de tres. ;)

NuriaBadilla dijo...

Me gusta que se exiga respeto!!!!

Me gustas tú coco y tenés unas madres maravillosas!

Lindo post chicas!!

Margie dijo...

Me encanta esta blog, pero esta esta entrada la clasifico como de lo mejor que les he leido. La reflexión personal es muy profunda y las palabras de Benedetti hermosas, se me puso la piel de gallina. Que lindo mensaje