sábado, 4 de enero de 2014

Al final no lo encontramos...

A veces resulta que de dos colores estridentes no puede salir buena mezcla. A veces resulta que simplemente no se encuentra lo que se busca o se busca en el sitio equivocado.

Entre mis propósitos de año nuevo estaba cerrar este blog. Aunque ya no lo lea nadie, no creo justo para algo que fue tan bueno para mi durante tanto tiempo abandonarlo de esta manera sin darle un final digno.

Para quien todavía no lo sepa María y yo nos separamos. Ya fue hace muchos meses, pero no conseguía juntar el valor para ponerlo en palabras... creo que me daba miedo eso de decirlo en voz alta por que no fuera tan real 

Hace unos días una amiga dijo durante una comida que cuando uno se separa no tiene que decir que no funciono, que en realidad funciono durante un tiempo... me quedo con eso, con que funciono durante mucho tiempo y que las dos dimos lo mejor para que durara.

Tenemos un hijo increíble, tenemos un gato apestoso, tenemos miles de recuerdos, horas y copas de vino... Me quedo con lo bueno porque estamos unidas de por vida y no voy a mentir, no voy a decir que fue fácil (ni lo es) no somos dos personas fáciles y cuando algo nos duele tampoco somos dos personas civilizadas

Ahora las cosas están mejor, no digo que seamos ejemplo de nada, pero después de mucho estamos las dos centradas en lo que más nos importa en el mundo: Conrado.

Y la vida sigue su curso... aunque duela, aunque cueste, aunque de momentos me cague en todo porque al final no encontramos lo naranja y verde...


viernes, 14 de septiembre de 2012

Vuelta al cole =)

El verano se nos hizo corto y antes de ayer Conrado empezó P4. La verdad verdadera es que a mi se me están haciendo cortos los años. Hace nada era una bola babosa y ahora me salta con que quiere ser "palentotologo" buscador de dinosaurios o bombero o tal vez Superhéroe. Esta hecho un bicho, uno peligroso que te das la vuelta y te pego una colección de cromos por todo el salón.

Por otro lado esta hermoso (aquí me sale la madre babosa) podría decir que esta en la edad de las preguntas pero lleva así desde los dos años. es muy curioso y las respuestas simples no le convencen. Para que se entienda en el verano fuimos al Cosmo Caixa y vimos una peli sobre la selección natural y el todavía esta intentado que le explique que es el ADN y donde esta. No le alcanza con saber que es lo que hace que nos parezcamos, el quiere saber más. Por un lado nos mantiene entretenidas porque hay que estar siempre alerta con él, por otro lado es la madre de todos los coñazos, no se le pueden dar respuestas de nene del estilo "tenes hipo, mi amor, porque estas creciendo" Porque lo él quiere saber es de donde sale el hipo y, si realmente esta creciendo, cuanto va a crecer.

En otros aspectos es un nene "vintage" Un nene a la antigua. Él quiere ser bombero porque para él los bomberos son una especie de superheroes. Cree que cuando me pongo vestidos me visto de princesa y que cuando la gente se da besos es porque esta casada. No hay forma de que entienda que las princesas no siempre llevan vestido y que no tienes que estar casado con alguien para darle besos en la boca. De los bomberos no le discuto nada porque a mi también me caen bien.

Ya ire contando como va la vuelta al cole.

Les dejo besos a tod@s!!!

viernes, 7 de septiembre de 2012

Ayer me paso algo muy raro en el metro. Estábamos con el Coco de camino a la playa y cuando casi legábamos a la estación donde teñíamos que bajarnos una nena se me acerca y me pregunta " se llama Coco?"
Luego me contó que un amigo suyo también tiene dos mamas y el le había mostrado el blog. No tenia mas de 10 años y no me dio tiempo a matarla a preguntas porque ya nos teníamos que bajar ( y Conrado lo sabia)

Tome el asunto como una señal divina de la maza biscosa se arriba y caqui estoy sentada en la cocina intentado resucitar este blog.

Que les puedo contar? Esta es mi ultima semana de vacaciones, vuelvo a la terrible rutina la semana que viene, junto con el Coquito que empieza P4. Las vacaciones fueron como agua de mayo. Nos hacían falta a los dos. Lastima que no pudimos irnos a ningún lado porque María no tiene vacaciones hasta Diciembre. Pero bueno, nos pasamos los días en la playa. Los días de lluvia nos fuimos de museos, en fin descansamos mucho. Ya les iré contando cositas. Ahora me voy a cotillear que hay de nuevo por aquí.

Besos!!

sábado, 31 de marzo de 2012

Orgullo baboso...

Antes de las vacaciones de Pascua hemos recibido las "calificaciones" (por llamarlas de algún modo) de Conrado. Pueden pensar que es una estupidez ponerse contenta porque a un nene de P3 le dan el "boletín" pero después de lo mal que lo paso en el cole anterior y como influyo eso en su capacidad para relacionarse con otros nenes, este segundo informe me tenía llena de expectativa. Yo lo noto mejor, con más ganas de jugar con otros chicos, más charlatán, más activo y sobretodo más feliz. Pero el año anterior cuando estaba con sus 3 amiguitas también se lo veía feliz. Entonces es lógico (o eso creo) que siguiera un poco preocupada.
Ayer cuando al volver de trabajar María me dio el informe y vi las cosas bonitas que dicen las maestras de mi hijo me infle como un pez globo de orgullo. Conrado escribe su nombre, dibuja, canta, baila, hace deportes (le encanta el fútbol, en eso salio a Mamá, porque lo que es a mi...) juega con sus compañeros y se relaciona correctamente con adultos, dice "por favor" "gracias" y "lo siento". Esta feliz, muy feliz, da besos y no llora casi nunca, todos los días tiene ganas de ir al cole quiere ver a sus amigos, sobretodo a la Emma que es su preferida, Él está feliz y nosotras estamos felices por él.

Sé que escribo muy poco, pero María esta en huelga de letras caídas y yo la verdad es que tengo poco tiempo y el poco que tengo lo paso con el gordo. Pero no me olvido del blog y de ustedes que siempre han estado del otro lado del ordenador para darnos animo.

Un beso muy grande a tod@s y que tengan un buen fin de semana! 

domingo, 11 de diciembre de 2011

Se termina otro año

Sé que hace más de mil años que no escribimos pero aquí estamos, vivos.

Mientras se cocinan las Cupcakes, el Coco salta por la casa y María esta trabajando.Me siento y les cuento que es de nuestras vidas.

Cambiamos de trabajo, nos mudamos y tenemos tiempo libre de vez en cuando, cosa que hacía muchos años que no teníamos. Nos estábamos mimando un poco que nos hacía falta. Ahora nos estamos asentando de nuevo.
Con las fuerzas recuperadas armamos nido nuevo e intentamos ser un poco felices que ya nos toca.
Tuvimos un año lleno de altibajos, por fin nos libramos del condenado hostal y de la gente que lo gestionaba. La pasamos mal por momentos porque la economía no nos sonreía, pero logramos salir adelante. Lo pasamos  mal porque la ruptura laboral con el hostal no fue buena, pero como esperábamos cada uno tiene lo que se merece y nosotras ahora tenemos paz y por fin algo de tiempo con nuestro hijo. Tuvimos que mudarnos porque teníamos un "amigo invisible" con regalos no muy gratos y como preferimos no tener club de fans mejor liamos los petates y nos fuimos a mejores puertos. La pasamos bien porque al menos yo encontré un trabajo que me gusta y me hace sentir cómoda, María anda de extra de restaurante, pero ya encontrará algo más estable.
La pasamos bien porque al fin pudimos escaparnos a Madrid a visitar al Tío Nani, a Laura y Diego. Que nos mimaron muchísimo y nos dieron de comer tanto que volvimos con muchos kilos de más. Por suerte el Coquito entro en P3 en un colé que le encanta y al que le da muchas ganas de ir cada día. Estamos felices porque el Coco crece feliz, sin preocupaciones y rompiéndose la cabeza cada vez que puede porque esta hecho un trasto.

En resumen estamos bien, felices y con las pilas bastante recargadas, esperando entrar en un nuevo año, esperando el cumple del gordo con mucha ilusión, porque este año el también lo espera. Y con ganas de compartir felicidad con los que nos rodean (aunque estén lejos)

Ya tenía ganas de contarles algo! Espero que estén tod@s bien!

Nota: las Cupcakes en realidad las hizo más el Coco que yo, ahora esta paseando con la bicicleta dentro de la cocina esperando que terminen de cocinarse.