viernes, 4 de septiembre de 2009

Periodo de adaptación para madres

No sé que ley universal obliga a que el primer día de escuela amanezca nublado, pero siempre es igual, parece que el clima se pone de acuerdo con los ánimos y suelta unas cuantas nubes para acompañar a los chicos a la escuela.
Hay muchos bebes que comienzan la guardería a los cuatro meses, justo cuando las madres deben incorporarse nuevamente al trabajo, yo he tenido la suerte (o desgracia) de poder trabajar junto con mi enano con lo que Conrado me acompaña en el hostal desde el mes de vida. Entonces para nosotros el comienzo de la guardería era un paso importante, había que cortar el cordón. Y lo hicimos de golpe como quien saca una tirita (curita si me lee un/a argentino/a) La guardería de Conrado no tiene un periodo de adaptación como el de las otras, no tiene medias jornadas con los padres dentro de centro, no tiene horarios reducidos, sólo tiene unas semanitas en las que las maestras y los chicos se van conociendo, que los horarios de siesta no son tan estrictos y que los padres nos quedamos afuera... porque las madres no tenemos semanas de adaptación.
María opina que es mejor que sea de golpe, que así duele menos, lo que opinan nuestras amigas no me importa la verdad, y yo no estaba del todo convencida pero la verdad es que Conrado se adapto bastante bien, casi no llora y digo casi porque reserva el llanto para la hora de salida, cuando ya nos extraña demasiado a nosotras y a su biberón. Es que a la hora de entrar llega caminando por su propio pie y sonriendo, sólo duda un momento y se agarra fuerte... se ve que el lugar le gusta pero también le gustaría que estuviéramos nosotras, me encantaría poder mentirle y decirle que se puede todo en la vida, pero la realidad es que yo tengo que trabajar más y él tiene que estar con nenes y nenas de su edad no con turistas u representantes de argentinidad en Catalunya.
El primer día fue el más duro, para todos, pero sobretodo para mi. Lo dejamos en el jardín y me transforme en un mar de lágrimas, y tampoco fue fácil ver como pasaba el día sin el enano por todos lados, aunque aprovechamos y estuvimos un ratito solas como hacia tiempo que no estábamos. Cuando llego la hora de ir a buscarlo estábamos tan impacientes que llegamos temprano y tuvimos que esperar, lo que nos puso más impacientes, yo me esperaba lo peor porque la idea de dejarlo solo desde el primer día no me había gustado nada. Pero llegamos y él estaba bien, sólo reclamo su leche así que para festejar nos fuimos a tomar unos helados.
Corado crece y es inevitable, hace nada era sólo un guzarapo dando brincos en mi panza y ahora canta y da brincos en otro lado lejos mio... necesito un periodo de adaptación para esto jajajaja

7 comentarios:

Mariana dijo...

Bienvenida al infierno de las madres responsables!!! jajajajja ahora me rio, ya les va a tocar el orgullo cuando les den "el boletin"!

NuriaBadilla dijo...

Se me salieron las lágrimas de la emoción!!! Pensé en él tan grande y me emocioné... pero bueno sabés que fue porque me imaginé al Nacho en la guardería así de sopapo

Ya solicitamos para una guardería, la que vale la pena acá. Pero será hasta el año entrante, a ver que tal.

Es hemroso lo seguro que es Conrado, va creciendo y lo disfruta! Besos a los tres

Thais y María dijo...

qué penita! Bueno... por lo menos has podido disfrutar de él todo este tiempo. Nosotras tendremos que llevarlo después de Navidad con cinco meses! Me da una pena...

Mulier dijo...

Que guapo con el baby!!!!No te preocupes, yo soy maestra de infantil, y normalmente lo pasan peor las mamás que los chicos, pero solo es cuestión de tiempo.

Aqua dijo...

snif snif, ha que wapisimo esta con ese baby, en verdad con su chupa a juego, como crecen por Dios, es increible, bueno chicas mucho animo y llevarlo de la mejor forma posible.
Bss

Margie dijo...

felicidades para el coco, y de seguro que le va a ir super bien.
con el paso del tiempo ustedes tambien se van a acostumbrar al cambio y se van a sentir satisfechas porque estan haciendo lo mejor para su hijo. animos

Margie dijo...

felicidades para el coco, y de seguro que le va a ir super bien.
con el paso del tiempo ustedes tambien se van a acostumbrar al cambio y se van a sentir satisfechas porque estan haciendo lo mejor para su hijo. animos