sábado, 14 de agosto de 2010

Tendremos un gato en el jardín... bueno en el balcón


La canción decía: " Tendremos un gato en el jardín, tendremos un hijo si quiere venir" el gato se nos había muerto entonces fuimos por la otra parte que era buscar el hijo. Ahora que teníamos hijo nos faltaba el gato, así que llegó Athos. Con lo que tenemos gato en el balcón, hijo dando vueltas y todos contentos.

Tendrían que verlos al nene y al gato correteando por la casa, se divierten tanto! Al enano lo hace tan feliz tener a su gato, juegan todo el día y después se duermen juntos, son dos monstruos, pero dos monstruos adorables. María se pone de los nervios, porque van sembrando caos a su paso, pero ellos son felices y están de vacaciones, así que vale la pena que hagan un poco de desastre para que estén más contentos... son dos consentidos!

En otras novedades tenemos al padrino de vacaciones por estas tierras y el Coco esta super feliz, claro que aveces le dice "tio" otras veces le dice "toi" Ya les contaremos mejor en otro post como fueron la vacaciones. Esperamos que anden todos y todas bien y que el calor no l@s trate demasiado mal.

4 comentarios:

Alyssa dijo...

Que lindo!! me gusta mucho como escribes y lo que escribes...

Yo espero poder llegar a tener una vida asi :)

Núvol dijo...

Jaja, niños y animales suele ser una combinación explosiva, pero preciosa.
Un abrazo!

NuriaBadilla dijo...

Es que es un cachorro de gato!!!!
Adoro los gatos negros!!!

Te juro que muero de ganas de verlos correteando por la casa, de fijo están creciendo juntos! Lindo!

Anónimo dijo...

siempre me pregunte que era lo naranja y verde de peqeuñas delicias de uan vida conyugal... es la mejor respuesta gracias!!