sábado, 13 de septiembre de 2008

The history about us (Primer trimestre Guza)

Entonces yo quería un bebe y ella dijo que si. No era que no quisiera tener un hijo era que no le parecía el momento y la verdad es que tenía razón, pero yo tenía unos de esos encajetamientos que sólo las mujeres somos capaces de tener. Así que salimos en busca del bebe, no les voy a contar el proceso, todas sabemos por lo que se pasa. Ya nos sabemos de memoria los intentos fallidos, la tensión que hace que odies hasta a la persona que más amas, la fe en todos los santos y el desprecio por esos mismos santos en los que depositamos la fe. Las que tenemos peor suerte sabemos de positivos que terminan en abortos espontáneos... pero en fin una busca fuerza en donde ya no hay y sigue. Y nosotras hicimos eso seguimos


En junio del año pasado conseguí un trabajo nuevo, y decidí no darle bola a ese intento, tan poca atención le preste que la mañana que me desperté vomitando María creyó que eran los nervios por el trabajo y comenzó a cagarme a pedos por las dudas. Pero yo me sentía mal, realmente mal no estaba somatisando nada y me puse a sacar cuentas y note que llevaba 5 días de atraso. 5 días! yo que soy un reloj.


Compramos el predictor (evates del otro lado del charco) esperamos los eternos cinco minutos, yo sentada en el suelo del baño llorando de antemano por las dudas, hasta que aparecieron las dos señoras rayitas rosas, dos hermosas rayitas rosas. Y a correr al medico porque teníamos y positivo, pero yo me sentía mal. Y del medico al Hospital de la Pau porque había una infección urinaria. María no pudo entrar conmigo a la consulta de urgencia, me hicieron hacer pis en un frasco, me pidieron que me tumbe en la camilla, me hicieron una ecografía y escuche el sonido más hermoso del mundo un latido. Me dieron antibióticos, óvulos, me mandaron a casa y por primera vez en mi vida un medico me dijo "señora" (algo a lo que todavía no me acostumbro).


Era oficial, una burbuja en una ecografía decía que dentro mio crecía un Guzarapo. A bailar se ha dicho, ahora cambiaba la música. María me aclaro desde el principio que ella no quería saber que era y me convenció para que no lo supiéramos (ella va a decir que no me convenció que no me pidió nada, pero me convenció) así que genéricamente comenzó a llamarse Guzarapo o Guza para los amigos. Mi vieja desde el otro lado del mundo saltaba de la alegría por su primer nieto catalán y los amigos de María intentaban salvarla de las fauces de la bruja Eugenia ahora mientras se pudiera.


El abuelo Felix me recomendó en otro trabajo más tranquilo (en el hostal donde todavía trabajo) porque no quería que le pasara nada al bebe, mientras María trabajaba en el restaurante con él. Esos primeros meses fueron un martirio, me la pasaba vomitando todo el tiempo, y cuando no vomitaba lloraba porque estaba muy sensible. Estaba insoportable! Cuando nos hicieron la primer ecografía oficial estaba super nerviosa. Llegamos tarde porque no encontrábamos la clínica, pero al final nos atendieron, me hicieron la eco mientras María intentaba grabar de contrabando porque no se podía.

Después de tener los resultados de la eco y de la primer analítica fuimos a ver a mi ginecólogo y María casi termina presa (mentira es un chiste) Mi ginecólogo no estaba lo habían cambiado por otro que era una bestia con titulo, un tipo desagradable al máximo que ni siquiera se molesto en explicarme porque me pedía los análisis que seguían. Salimos de ahí y ella me reto porque todavía no había cambiado el empadronamiento. Así que ahora debía cambiar de domicilio para poder cambiar al ambulatorio que estaba más cerca de casa y además para que el bebe naciera en el Hospital de Mar del que teníamos muy buenas referencias. De modo que para el segundo trimestre tocarían medicos nuevos.


3 comentarios:

patry dijo...

un guzarapo!!! nunca escuché antes esa palabra,jejeje y menos para dirigirse al alien que está dentro de la barriguita.
Muchas gracias por tu mensaje y un beso enorme, espero que poco a poco las cosas vayan a mejor y mi amiga se recupere de este mal trago.

Aqua dijo...

Si a veces suele suceder que cuando menoslo esperas las cosas llegan, es una de las magias que tiene esta vida para bien o para mal, lo de los medicos bestias creo que esos hay en todo el mundo y nos acechan a la vuelta de la esquina, me encanta saber como sucedio todo el previo del patito.
Besos
Aqua+Lotus=Daniel

Ana de Alejandro dijo...

De verdad me encanta esa forma tan honesta de abordar los temas. Supera de forma muy agradable esa tendencia de azucarara cosas que no se pueden suavizar de ninguna manera! Felicidades!