martes, 21 de octubre de 2008

Voy a cambiar el mundo


Hoy leía el blog de Ana y Crix y me quede con algo que vengo pensando hace bastante. Ana comentaba una conversación con su padre y entre otras cosas él le decía que iba a ser mejor que se preocupara más por su economía que por defender sus derechos, que sus hijos se lo agradecerían más. Y este planteo que le hizo el padre a Ana, es una pregunta que me hago cada vez que abro el blog. No es que le quite mucho tiempo a mi trabajo y se lo dedique a una lucha activa por "la causa" (díganme si no parece un discurso comunista jajajajaja) pero si es verdad que le resto tiempo a otras cosas, como a mi mujer o le planteo cosas con las que ella no siente el más mínimo interés en lidiar (no porque no quiera defender sus derechos, creo que más bien porque tuvimos malas experiencias con otras personas que la hacen pensar que yo defiendo causas perdidas)Y yo insisto y sigo con el blog, y sigo buscando artículos, y sigo preguntándome cosas y cuestionandomelo todo.

Y cuando tengo estos días así recuerdo porque he recorrido este camino, que hago acá ahora, y escucho una y otra vez a mi cerebro que me dice allá María "no es nadie" y eso no es justo... tiene que cambiar, aunque yo no valla a volver, tiene que cambiar porque no es justo y punto.

Podría dedicar mi tiempo a emprender grandes negocios, podría dedicar mi vida a inculcar en mis hijos necesidades materiales. Pero prefiero que el día de mañana, cuando todas y todos seamos madres y padres de NUESTROS hijos (porque sé que lo vamos a conseguir, que ese día va a llegar a todo el mundo) mis hijos me miren y sepan que su madre ha cambiado el mundo.

Gente aunque seamos una hormiga en un montón, aunque para colmo tengamos que sufrir al niño cruel con la lupa que juega a quemarnos no bajemos los brazos, por nosotr@s por l@s que vengan y por l@s que estan en situación de injusticia.

He dicho carajo!jajajajaja!

6 comentarios:

Lau...Plan B. dijo...

Me sumo!

Mariana dijo...

El objetivo es mas grande que nosotras mismas, mas grande que nuestras parejas, es obtener el derecho de nuestros hijos a conocer y disfrutar totalmente de la familia que deseo hacerlo parte.
Imagino que con el tiempo a nuestros hijos se les va a contagiar el temor a que nos pase algo y sean separados de la familia ahora no legal que les quedaria... esa estabilidad espiritual es la que tenemos que conseguir no?
Besos y seguimos!

patry dijo...

DANIEL HA NACIDO TODO BIEN, MAÑANA QUIZÁS LE DEN EL ALTA A AQUA, LUEGO LEO TU POST.
BESOS

A. Daniela dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras, a veces también pienso lo mismo, pero la fuerza la vuelvo a tener cada vez que pienso en lo sola que me sentía cuando pensaba en la idea de querer ser madre algún día y cuando descubrí el blog de Ana y Crix, fue maravilloso, fue una puerta que se abría ante mi y que me permitió dejar de sentir que estaba sola luchando contra el mundo.

un abrazo

Apolo dijo...

aaaaaa... me encantaria tener un hijo a mi tmb, junto con mi novio... y que sepa que sus papas han hecho algo por el mundo, algo distinto. aunque tambien me gustaria tener algo de sustento economico jajaja.
de todas maneras, las hormigas del hormiguero seran muchas un dia y tendran mas voz que nunca. en eso si tengo fe.
besos.

Ana de Alejandro dijo...

Acá en Monterrey hay muchas hormigas, de esas rojas grandotas que pican terrible. Yo siempre he pensado que si se ponen de acuerdo un día van a lavenatar la casa y se la van a llevar. Pero nunca se ponen de acuerdo. Eso es lo que necesitamos ahora, ponernos de acuerdo y mover al mundo, porque si no nada más andamos picando y de un pisotón nos acaban.
Ay, ya me puse filosófica....
Besos desde acá, gracias por tu post!