viernes, 7 de septiembre de 2012

Ayer me paso algo muy raro en el metro. Estábamos con el Coco de camino a la playa y cuando casi legábamos a la estación donde teñíamos que bajarnos una nena se me acerca y me pregunta " se llama Coco?"
Luego me contó que un amigo suyo también tiene dos mamas y el le había mostrado el blog. No tenia mas de 10 años y no me dio tiempo a matarla a preguntas porque ya nos teníamos que bajar ( y Conrado lo sabia)

Tome el asunto como una señal divina de la maza biscosa se arriba y caqui estoy sentada en la cocina intentado resucitar este blog.

Que les puedo contar? Esta es mi ultima semana de vacaciones, vuelvo a la terrible rutina la semana que viene, junto con el Coquito que empieza P4. Las vacaciones fueron como agua de mayo. Nos hacían falta a los dos. Lastima que no pudimos irnos a ningún lado porque María no tiene vacaciones hasta Diciembre. Pero bueno, nos pasamos los días en la playa. Los días de lluvia nos fuimos de museos, en fin descansamos mucho. Ya les iré contando cositas. Ahora me voy a cotillear que hay de nuevo por aquí.

Besos!!

3 comentarios:

Lau... dijo...

:)
Yo ando he entrado en letargo...pero me ha echo pensar tu post, y también sonreir, porque yo necesitaba también que resucitaran!! :P

Lau... dijo...

Por cierto, una vez que fui a renovar el pasaporte a bcn, os vi a los tres paseando también, yo iba en bus, asi que no pude decir nada, pero me encantó sentir una ciudad tan enorme hacerse pequeña y familiar...

Euge dijo...

Que lindo leerte Lau, en que andan?

Un beso grande