sábado, 15 de noviembre de 2008

Dos temas, dos

Tengo dos asuntos de los que hablar (o más bien escribir) de uno sólo voy a hacer una mención chiquita y después dejare que se encargue María del asunto porque seguramente ella que es la chica de las fotos tenga documentos gráficos, yo me dedicare a aburrirl@s con mis millones de letras como siempre y me ocupare del otro asunto.
La cosa viene otra vez desde el asunto de la visibilidad, la invisibilidad y el juego del escondite. Tienen que entenderme, para mi todo esto es nuevo, yo leo los blogs y me planteo cosas que no me había planteado nunca en la vida. Soy una lesbiana nuevita (el concepto me lo robe del blog del Miss Fiamma) me di cuenta de que estaba en el horno cuando la conocí a María. Si había estado con otras chicas, pero me había aburrido tanto como con muchos hombres, así que no estaba nada dicho. La enana entro en mi vida y fue todo de lo más natural, ni planteos teológicos, ni biológicos, ni conflictos existenciales, ni nada de nada. Si me gustaba una mujer y que? no cambiaba nada en la vida... de a poco me di cuenta que no era tan fácil, pero tampoco fue terriblemente difícil. El mayor conflicto lo tuve con un señor que me dijo que no podía ser lo que yo decía porque me veía "muy mujer" a lo que simplemente respondí que para ser lesbiana había que ser mujer, era un requisito indispensable, si eras hombre y te gustaban las mujeres eras heterosexual (jajajajaja, siempre tan simpática yo) Sólo en una ocasión en un trabajo no sabían de mi condición, pero tampoco sabían nada de mi, tenía prohibido decir hasta quien era mi mamá, o sea, no era lugar donde hacer sociales. Con esto queda muy claro que nunca me plante el tema de si era visible o no, de hecho hasta hace unos meses ni conocía el concepto, si en marzo alguien me hubiera preguntado "sos visible?" mi respuesta hubiera sido "no me ves ciego??" Ya dije una vez que la intención del blog era otra, sólo quería hacer llegar noticias nuestras a mi familia y amigos en Argentina y de pronto me encontré con ustedes. Y con ustedes encontré los problemas (ojo no me quejo), muchos de ellos problemas que toco de oído, porque no son mios y no son parte de mi realidad, pero que me preocupan igual por dos motivos porque tal vez en algún momento si lo pueden ser y por mi forma de ser, por mi maldita manía de querer que las cosas sea justas. Hoy me veo ante la necesidad personal de aclarar una cosa, yo me comportaría igual acá en Barcelona o en Buenos Aires, porque en definitiva mi comportamiento no cambio y sigo pensando igual que la primera vez que hablamos con la enana de tener hijos. Tengo una forma de ser bastante inconsciente y unos principios tal vez demasiado estrictos, pero es lo que hay gente. Además de aclarar que soy así de peleadora desde la cuna hoy vengo a hacerles una propuesta además de luchar contra el vacío legal luchemos contra el vacío mental, contra el obtuso que no nos considera familia y contra la falsa imagen de familia perfecta que a veces queremos proyectar (porque seguro que nos mandamos tantas cagadas como cualquiera) Y como primer paso propongo abolir un termino, el de "madre por opción" porque si bien las diferencias entre gestantes y no gestantes existen, no creo que esas mujeres que han decidido ser madres pero no gestar tengan la opción de dejar de serlo, una vez que son madres las opciones se les terminaron de la misma forma que a la que le toco parir. Seamos mamá, mami, mamu, mamucha, mamá Laura, Juana o Sofia, pero mamá al fin que es la palabra que esperamos escuchar todas.

Y en otras noticias al Coquito, después de lo que el pediatra ha definido como una erupción difícil, le han salido dos dientes, en este momento tiene dos medios dientes (matemáticamente uno solo). Espero que mamá Pato tenga fotos para mostrarles y que no se asusten de su nuevo corte de pelo... pero eso merece un post a parte

5 comentarios:

Ana de Alejandro dijo...

Me encanta tu forma de pensar y la forma en que escribes y planteas las cosas. La verdad es que me choca mi trabajo, porque aunque puedo leer cada post, luego no puedo comentar y me tengo que esperar hasta el fin de semana para venir a comentar y para entonces ya está tdod dicho :P o ya hay un post nuevo! En fin que no me quejo de lso posts nuevos porque me gusta tener mucho qué leer!
Hoy me da gusto haberme topado con este post nuevito, así puedo dejar mi opinión muy luego luego! ja ja ja
En fin, el término madre por opción no nos aplica mucho a las lesbianas que como ustedes y nosotras decidimos formar una familia cuando ya éramos pareja. Como dices, la metrnidad no era mucha opción, fue más bien una decisión de quién iba a gestar y ya.
El término "madre por opción" aplica más bien para las lesbianas de las familias "reconstituidas" es decir, si tu hubieras conocido a María teniendo ella ya tres hijos, a lo mejor la magia entre ustedes hubiera sido la mimsa, pero allí te hubieras tenido que enfrentar a la "opción" de ser madre de sus hijos, o solo la pareja de ella y "tía" o "amiga" o "una tipa con la que sale mi mamá" en sus vidas.
Acá en México este término ya lleva más de una década en uso, y es que acá en México los grupos de madres lesbianas se reducían a UNO: GRUMALE en el que las mujeres llegaban porque se habían dado cuenta de que son lesbianas una vez que ya estaban con el marido y los hijos. El asunto allí era cómo planteárselos a los hijos adolescentes (a veces) y cómo divorciarse sin perder la custodia. Acá en México acceder a un tratamiento de inseminación está casi en chino y aspirar a uno de FIV es casi sacarse la lotería! Por eso las parejas acá le piensan más y le dan tantas vueltas a las "opciones".
Si te has fijado, en mi lista de blogs sólo aparecen dos "madres por opción" ambas mexicanas, y ambas conocieron a sus parejas, o se emparejaron cuando ellas ya tenían a los hijos (bueno, en el caso de una venía en camino a penas), de allí que se haya dado la "opción" para la no egstante de ser madre. Porque hay algunas que prefieren salir con la pareja y no involucrarse con sus hijos.
Yo creo que no se trata de abolir términos, sino de aceptar la diversidad de familias que se pueden dar incluso entre nosotras que aveces nos percibimos en la misma situación, pero que no lo estamos.
Sin embargo sí creo que el término de "la otra" en familias como la tuya y la mía, si es que se necesita una "diferencia" podría ser "no-gestante" a secas y ya está. O qué tal mamá y ya, o mami, mamu, mima, whatever!
Disculpa que me extendí, pero tu solita te autodenominaste nuevita, así que mesentí en la libertad de ahondar para no dejar cabos sueltos...
Besos explicadores!

Ana de Alejandro dijo...

Ay ya viéndolo bien creo que sí me extendí mucho, pero no es para molestar, eh!

Magui dijo...

Yo hasta ahora no había entendido muy bien lo de "mamá por opción" así que me vino re bien la explicación de Ana de A. Está bueno que se abran espacios de debate, de intercambio de ideas que creo que ayudan a que vayamos creando y re-creando juntas. En lo personal me he ido dando cuenta, en la sana confrontación con quienes piensan distinto, de muchas cosas que no había pensado antes.
Quiero foto de los dientiiiiis! ( y por qué negarlo, del peinado nuevo,je).
Desde lo personal voy a decir algo que tenía ganas de decirles, María y Euge, desde hace unos días. Las cosas acá no es que estén mal, nos faltan leyes, resguardos legales, es verdad. Pero podemos vivir abiertamente y disfrutar de nuestras familias a lo mejor teniendo que "hacer docencia" con mucha gente que va aprendiendo cómo son nuestras familias a medida que nos conocen. Eso no siempre es agradable y no siempre tenemos ganas de hacerlo (a veces cansa), pero como decís, es lo que hay.
Abrazo a l@s tres.

Pato dijo...

ANA: pese a lo que muchas (y muchos porque esto no elige orientacion sexual) quieran aparentar o hacer creer, al momento de decidir estar en pareja y formar una familia con otra persona que alla tenido hijos anteriormente, aunque esta nueva union no procure hijos ni en el momento ni en un futuro, es inevitable que la pareja de la madre/padre biologico participe en la educacion, lo siento pero no existe el me lavo las manos y que se haga cargo porque son sus hijos...lo lamento no creo que exista una opcion ahi. Tarde o temprano terminaran imbolucrandose, y mientras mas tarde el progenitor biologico en aplicar la participacion de su pareja, mas imposible sera que la crianza/convivencia sea pacifica y productiva ... seria como llevar dos vidas, una mis hijos y la otra mi pareja ... lo siento me rehuso

Ana de Alejandro dijo...

Pato! Definitivamente estoy de acuerdo en que debería ser así! Después de todo somos familias y ya! Pero luego hay gente que no quiere tomar a los hijos "ajenos" como propios y peor hay algunas que no quieren "compartir" a sus hijos! Por su puesto, esto luego trae conflictos en las parejas y a veces terminan rompiendo, quizás porque en el fondo es tan simple como dices, no debería haber opción, es todo parte dfe un mismo boleto... pero mientras llegamos a nuestro mundo ideal... hum, allí me quedo! No sé qué es mejor hacer mientras llegamos a nuestro mundo ideal...