martes, 10 de junio de 2008

La Música del Coco

Es bastante conocido mi problema con la música.
Mi afirmacion de que la vida tiene banda de sonido.
Hace un par (largo) de años, tenia un tic nervioso con una cancion de Edit Piaf, por lo que mis sobrinos, que vivian conmigo, se dormian mientras se las cantaba insistentemente. Tanto que un dia desesperado el padre me llamo por telefono para decirme que me odiaba a mi, a edit piaf y al nananana del puto estribillo.
Pero los melli crecieron y de a poco ellos mismos empezaron a elegir como musicalizarian su vida.
Mariano, sentado en las hamacas de una plaza en Palermo se autocantaba lo que luego descubri era Yellow Submarine de los beatles.
Rodrigo, en cambio me sorprendio un dia, en pleno viaje en colectivo (se venia conmigo a la facu, yo tenis un examen) cantando Nowhere Man, con lo que descubri que su destino ya estaba jodidamente escrito.
A la llegada del Coco me di cuenta de algo sumamente peligroso.
Mientras el no pudiera era yo quien iba a tener que musicalizar su vida.
Aqui llego nuestro dilema.
Euge empezo a bajarse canciones de Maria Elena Walsh, esas que le recordaban a su infancia y todo eso.
Pero conmigo esa musica no encaja.
Volvi al viejo tema conocido y repetitivo que habia marcado la infancia de los gordos. Pero algo entre esa cancion y yo se habia desvanecido.
Lo intente cantandole un tema de los Cadillacs, pero seguia sin tener el mismo peso que habia tenido en sus tiempos.
Una noche, en la que surfeaba entre mi pila de Cds buscando musica, di con una carpeta de los Beatles, esa musica que tengo guardada y nunca a mano, el coco se largo a llorar.
Tenia muchos gases y se sentia realmente mal.
Instintivamente le cante el tema monotono, y parecio funcionar, pero ninguno de los dos estaba del todo conforme.
Hasta que sin pensarlo, comence a cantarle....ese tema que le gustaba a Rodri.
Lo recorde tirado en la cama del depto. una noche en la que despues de bañarlos nos costo convencerlos de que habia que primero irse a dormir para poder ir al otro dia al zoo, que los animales seguro ya estaban durmiendo.
Mientras Mariano escuchaba en mi Compac Disk lo que queria, el se habia acomodado en su rincon de la cama, se habia acurrucado contra Euge y se cantaba a si mismo.
Asi fue como llego a la vida del Coco Nowhere Man.
A veces creo que cuando me pide estar a upa es para acomodarse en mi hombro, cogerme la cadenita y que yo se la cante al oido.
Que cancion elegiras despues Principito??

2 comentarios:

Florencia dijo...

Musica del coco, que lindo...una buena terapia trankilizador aplicable a todo tipo de persona...^^


Besos para ese lado del mundo ^^.

Flora

Pato dijo...

Flora hasta en la sopa!!!!
No te alcanza con el Flog?
Mira que sos caradura!

Ahh!!! a vos no te tranquiliza ni la musica!!!